COMITÉ DE BETANIA POR LA LIBERACIÓN DE LOS 5 CUBANOS ANTITERRORISTAS PRESOS EN EU "VIRGILIO ORTEGA SANTIZO" - Más Artículos
  Panamá solidaria
  ¿Quiénes son estos patriotas cubanos por los que luchamos?
  Nuestras Actividades
  Los verdaderos Terroristas
  Más Artículos
  Comunicados
  Noticias
  Direcciones para escribirles a los 5
  Carta de Antonio Guerrero al pueblo panameño
  Poemas de Antonio Guerrero y Ramón Labañino
  Resoluciones y Declaraciones
  Galería de fotos
  Reconocimientos
  Links

Entrevista con Richard Klugh, uno de los abogados de los Cinco

  • Fecha límite para la petición a la Corte Suprema es el 30 de enero.
  • Thomas Goldstein, "uno de los más activos y reconocidos prácticos en Corte Suprema, está de acuerdo en participar en lo que nosotros creemos que es un caso muy meritorio y fuerte."
  • Es de mucha ayuda tener un apoyo amicus en este momento crítico.

Read the English version here

21 de diciembre de 2008
Exclusiva a www.freethefive.org
Traducción por Juanita López Rodríguez

La siguiente entrevista con Richard Klugh es muy importante para dar información actualizada a quienes apoyan a Los Cinco Cubanos. Esto incluye la última información sobre la petición que someterá la Defensa a La Corte Suprema de Los Estados Unidos, igualmente importante es la apelación a asociaciones de leyes y otros grupos interesados a presentar escritos breves sobre el caso, pidiendo a la corte escuchar sus opiniones al respecto.

Richard Klugh, previo jefe suplente de apelaciones en la oficina Federal de Defensores Públicos de Miami, ha estado en el equipo de la defensa de los Cinco desde que fueron arrestados en 1998. Gloria La Riva, del Comité Nacional Para Liberar a Los Cinco Cubanos, condujo la entrevista.

Richard Klugh

Q: ¿Puede usted hacer una reseña de la decisión tomada el 4 de junio por el panel de tres jueces del 11no. Circuito de la Corte de Apelaciones, en la apelación de los Cinco Cubanos?

A: La Corte decidió por 2 a 1 ratificar todas las condenas en el caso. La condena más significativa que se debate es la de Gerardo Hernández por complicidad en el derribo de los aviones de Hermanos al Rescate. La Corte estuvo fuertemente dividida en esta condena. Había tres opiniones diferentes sobre este asunto por parte de los tres jueces. Uno de los jueces [la jueza de Circuito Phyllis Kravitch] pensó que la evidencia estaba completa y totalmente en falta, completamente ausente alguna evidencia de una conspiración de Gerardo Hernández para realizar esta acción.

La segunda opinión [del juez de Circuito Stanley Birch] llegó a la conclusión de que la evidencia era muy limitada, pero dada la norma deferente según la cual la Corte revisa las condenas, el juez dijo que no tenía otra alternativa que confirmar las mismas.

Y la tercera opinión [del juez de Circuito William Pryor] declaró que, según la interpretación gubernamental de lo que Gerardo Hernández pudo haber creído acerca del riesgo de un derribo, si Hermanos al Rescate continuaba la violación de la soberanía nacional cubana, se había llegado al umbral de la ley para hallar suficiente evidencia según la ley sobre conspiración.

El resto de las condenas fueron también confirmadas, nuevamente, basados en esta norma de la revisión que plantea que cualquier opinión sobre la evidencia que favorezca al gobierno es bastante para la Corte para declarar evidencia suficiente de conspiración en este contexto. Es por eso que la Corte sostuvo que aunque no había evidencia de espionaje alguno durante los años que los Cinco estuvieron aquí, la Corte podía aún confirmar una condena por conspiración para cometer espionaje.

La Corte también sostuvo que no podía reconsiderar ninguna parte de la decisión de la Corte en banc [el pleno de la Corte]. La Corte concluyó que no podía revisar la mala conducta significativa y continuada de la fiscalía que los acusados habían planteado en banc.

Además de eso, la Corte también sostuvo que las limitaciones que fueron impuestas a los derechos de la defensa de conocer todas las evidencias –limitaciones que impidieron a los acusados conocer muchas de las cosas que necesitaban para prepararse para el juicio – fueron permitidas mediante un estatuto federal. Nosotros consideramos que el estatuto federal no permite tal limitación a las evidencias.

Otro fallo adicional de notar es que la Corte sostuvo que aunque el Gobierno pudiera haber eliminado intencionalmente presuntos miembros del jurado, por razones basados en la raza, no obstante, bajo su precedente, la Corte no pudo revisar una acción discriminatoria como esa cometida por el gobierno mientras que el gobierno permitió sentar en el jurado algunos miembros de la raza afectada. Nosotros planteamos una fuerte objeción a esta parte de la opinión de la Corte.

Con respecto a la sentencia, la Corte revirtió las sentencias de tres de los Cinco. Confirmó la sentencia de Gerardo Hernández y confirmó la sentencia de René González. La Corte decidió que la corte del distrito no tuvo restricción alguna para imponer sentencia sobre René y así no pudo revertir la sentencia, aunque la jueza le impuso la máxima.

La Corte de Apelaciones revirtió las sentencias a cadena perpetua de Ramón Labañino y Antonio Guerrero por conspiración para cometer espionaje porque el Tribunal aplicó una directriz excesivamente severa, fallando reconocer que no hubo daño a la seguridad nacional. No se obtuvo ningún material altamente secreto. Finalmente la Corte de Apelaciones sostuvo que el Tribunal erró al sentenciar a Fernando González atribuyéndole un rol principal cuando no existía evidencia de ello.

Estos tres acusados han sido sujetos a volver a recibir nueva sentencia. Los otros dos, Gerardo Hernández y René González, no.

Q: ¿Cuál será el próximo paso en el proceso de apelación?

A:    El caso está ahora programado para presentarse ante la Corte Suprema de los EEUU. La Corte Suprema aceptó nuestra moción para extender la fecha límite para presentar la petición para writ de certiorari, el 30 de enero del 2009. El Gobierno tendrá dos o tres meses para responder. Entonces nosotros tendremos un breve periodo para replicar. Y la Corte podría decidir, para mayo de 2009, si va a haber audiencia del caso o de una parte del mismo.

Estamos muy contentos de contar con la asistencia del abogado Thomas Goldstein de la firma legal Akin Gump, uno de los más activos y reconocidos prácticos en Corte Suprema. Él estuvo de acuerdo en participar en lo que nosotros creemos que es un caso muy meritorio y fuerte. Él argumentó un caso esta semana frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos y otro caso en noviembre, y está programado para otros casos en la Corte Suprema en este mandato.

Q:  ¿Cuáles son los puntos principales que la defensa planteará en la apelación?

A: Todas las condenas deben ser revisadas basado en la negativa de la Corte del Distrito de otorgar un cambio de la sede, en la mala conducta de la fiscalía, y en la selección impropia y discriminatoria del jurado. Argumentaremos también que la condena de Gerardo Hernández por conspiración para cometer asesinato debía de haber sido revertida, y que su sentencia a cadena perpetua por conspiración para espionaje debe haber sido revocada.

La sede es uno de los aspectos más fundamentales que puede existir bajo la ley americana o, realmente, bajo cualquier sistema legal. No importa cómo está ideado un sistema, si usted tiene un juez o un jurado predispuesto, nada más importa. Si usted tiene un juez o un jurado que está dispuesto a ser influenciado por pasiones y presiones locales, lo que usted tiene es un dictamen acosado y no tiene justicia en ningún sentido.

Nosotros percibimos que este aspecto es tan fundamental para la justa operación del sistema judicial, que será tratado con interés por la Corte. Sentimos lo mismo acerca del resto de los aspectos, el aspecto de la selección del jurado, la condena de Gerardo Hernández por algo con lo que él claramente no tuvo nada que ver, así como también la negativa de reconsiderar su sentencia a cadena perpetua.

Q: Con respecto a la errónea condena de Gerardo por conspiración para cometer asesinato, yo recuerdo las tres audiencias de argumentos orales en las que participamos, primero en Miami, y después la segunda y la tercera en Atlanta. En las tres audiencias, Stanley Birch, el juez que presidió el panel, así como también la jueza Phyllis Kravitch, hicieron comentarios desafiando la reclamación de la fiscalía de conspiración por Gerardo. Sin embargo, en la última decisión de la Corte del 4 de junio, Birch votó con el juez William Pryor a favor de la condena, poniendo la votación 2 a 1. ¿Qué pasó?

A: En el panel inicial de tres jueces nosotros percibimos que todos los jueces reconocieron la insuficiencia de la evidencia. En el argumento oral ante el nuevo panel, nosotros percibimos nuevamente que la mayoría reconoció que simplemente no tenía sentido culpar a Gerardo por el derribo de los aviones. En última instancia, aunque la mayoría del panel pudiera creer bien que Gerardo es inocente del delito, la mayoría estaba convencida de que según las interpretaciones previas de la ley federal, la norma del Onceno Circuito para confirmar las condenas puso una barra tan baja para el gobierno en las acusaciones de conspiración que ellos no pudieron revertir la condena.

Responderemos en uno de nuestros argumentos en la Corte Suprema. La mayoría del panel estaba convencida también de que una teoría que a los fiscales les había sido prohibida usar en el juicio podía sin embargo ser considerada en la apelación como una forma para ratificar la condena. Consideramos que es también un error fundamental, en efecto cambiar las reglas en medio del proceso, y no de acuerdo con lo que nosotros creemos que requiere la ley.

Q: ¿Y cuál fue esa teoría que la fiscalía había usado?

A: La teoría de la fiscalía según la cual la condena fue ratificada fue la de que Gerardo pudiera ser estimado culpable de conspiración para cometer un delito en la jurisdicción americana, aún si todo lo que él hizo fue apoyar el derecho de un país a defenderse contra una violación hostil e ilegal de su soberanía territorial. Esta teoría, que la Corte del Distrito había rechazado completamente por considerarla fuera del alcance de la ley criminal, fue reactivada en la más reciente decisión del panel. Esto colocó a Gerardo en una posición desventajosa desde el punto de vista del procedimiento. Nosotros creemos que esa teoría no debería incluso estar disponible para el Gobierno. Pero los dos miembros que conformaron la mayoría en junio sostuvieron lo contrario.

Q:   Usted se refiere a la norma de revisión por el 11no. Circuito de la Corte.

A: En el contexto de una acusación de conspiración para cometer asesinato, nosotros creemos que la norma de las pruebas es mucho más alta que la aplicada en la apelación. Esto es particularmente cierto cuando nosotros estamos tratando con una acción gubernamental – el derribo de los aviones de Hermanos al Rescate – que ha tenido una justificación soberana y legal de principios en términos históricos, y donde Gerardo no tuvo bases para un conocimiento previo de lo que sus agentes superiores o los funcionarios gubernamentales superiores harían en última instancia.

La imposición de responsabilidad sobre Gerardo viola el proceso de muchas maneras, y junto con la sede prejuiciada y los aspectos relacionados de los que hemos hablado, justifica la reversión.

En la opinión convenida de un miembro de la mayoría del panel, el juez reiteró por tercera vez que él cree que el jurado estaba viciado por la sede y la mala conducta. La opinión del juez determinante fue, en efecto, “Nosotros no debemos depender de este (Miami) jurado pero si yo soy forzado a depender del jurado por el precedente del 11no. Circuito, entonces yo no puedo revertir la decisión bajo las normas requeridas.”

Tenemos la esperanza de que si el caso es aceptado en la Corte Suprema, esta situación pueda ser resuelta favorablemente para Gerardo.

Q:  Hay una serie de asociaciones de derecho y organizaciones de derechos humanos preocupados por el caso de los Cinco Cubanos, que quisieran presentar escritos amicus curiae apoyando el caso. ¿Qué recomienda usted?

A:  Es de mucha, mucha ayuda para nosotros tener un apoyo amicus en este momento crítico. Existen muchísimos aspectos fundamentales en este caso que son relevantes para cada persona en este país y para la gente de todo el mundo. El apoyo legal y basado en hechos que los escritos amicus pueden proporcionar es algo que recibimos con beneplácito y buscamos.

Q: ¿Cuál es la fecha límite para los amicus? ¿Qué documentos legales pueden revisar los abogados y las organizaciones para la preparación de sus amicus?

A: Uno de los recursos primarios son los documentos de la apelación. Esta es probablemente la forma más simple de revisar el caso. Los escritos de la apelación y las decisiones de la Corte están en el sitio Web de ustedes, Free the Five (Libertad para los Cinco). Con respecto a la fecha límite, nosotros recibiríamos con agrado apoyo amicus antes de presentar la petición certiorari o siete días después de eso.

Q: ¿Cuándo tendrá lugar en Miami el proceso de volver a dictar sentencia para Ramón Hernández, Antonio Guerrero y Fernando González? ¿Será después de la apelación a la Corte Suprema?

A:  Eso no ha sido decidido aún. Es posible que ocurra antes de que la Corte Suprema haya decidido, pero es más probable que sea después. Eso depende de cómo transcurran los procedimientos, incluso en la Corte Suprema.

Q: Ya han pasado más de 10 años y las ruedas de la justicia se están moviendo de forma extremadamente lenta. Gran parte de la tardanza está basada en los tecnicismos legales que usted ha descrito.

A: Esto es claramente duro. Es duro esperar, particularmente si nosotros estamos en lo correcto, como creemos que lo somos. Resulta mucho tiempo.

Q: ¿Qué puede suceder legalmente si la Corte Suprema rechaza el writ of certiorari?

A: Los acusados tendrían aún opciones legales, incluyendo un proceso para hacer una moción a revocar las condenas y sentencias en la corte del distrito. Y esto tiene que tener lugar en el plazo de un año después de la decisión de la Corte. Esto requeriría un tipo formalizado de proceso de habeas corpus, llamado una moción para revocar un fallo/una condena. Tiene un tiempo límite de un año. Los límites de tiempo han sido impuestos en casi todos los habeas y los litigios post-condena basados en una ley federal dictada en 1996. Hay otros derechos de habeas subsiguientes, pero la petición inicial de habeas corpus tiene que ser presentada dentro de un año.

Q: ¿Eso significa que todos o  cualquier aspecto futuro, algún aspecto que quede de la apelación, tiene que ser presentado en ese periodo?

A:  Correcto.

Q: ¿En qué medida el conocimiento público del caso y el apoyo a los Cinco Cubanos pueden ayudar a obtener su libertad?

A:  El apoyo a los Cinco ha sido inflaqueable, pero también ha ido en aumento. Cualquiera que tome su tiempo para echar un vistazo a lo impropio de las acusaciones que están obviamente relacionadas con lo político, puede ver claramente algunos aspectos de este caso que están simplemente reclamando a gritos una revisión. Yo pienso que este es un caso que necesita ser tratado por la Corte Suprema. Esta ha sido mi percepción personal desde el principio. Yo pienso que la Corte Suprema podría establecer una importante norma con respecto a la justicia en los Estados Unidos. Esto ayudaría a la imagen de los EEUU en el mundo así como también mejoraría las relaciones bilaterales.

Q: Usted visitó a Fernando González recientemente. ¿Puede contarnos sobre él?

A:  Vi a Fernando en julio. Él está muy atento a los aspectos y a los progresos del caso, así como también a las acciones de apoyo por los Cinco. Fernando es de una personalidad fuerte y apacible. Es extremadamente cortés y respetuoso, no solo con los abogados, sino también con los fiscales y el sistema de la corte. Él está realmente agradecido por todo el apoyo que recibe y trata de contestar la correspondencia todo lo más posible. Lo describiría en una sola palabra como un caballero.

Q: ¿Qué mensaje le enviaría a las personas de todo el mundo que están involucrados en el apoyo político a los Cinco Cubanos?

A: Mi mensaje sería uno de agradecimiento. Estos problemas legales arrastran consigo un gran número de víctimas entre los acusados, los abogados y sus familias. Saber que existen personas a quienes les importa la justicia y la imparcialidad es algo fundamental y ha sido un gran apoyo en este caso. Aunque nosotros no hemos ganado una parte sustancial de la apelación todavía, cada uno de los Cinco ha sido sustentado por este apoyo.

Nosotros, en el equipo de la defensa, hemos tratado de cumplir con todo lo que hemos dicho acerca del caso y yo creo que lo hemos logrado. El caso es lo que fue desde el principio. Fue procesado en un ambiente local en el cual era menos  probable ser visto desapasionadamente, menos probable ser resuelto basado solo en lo que sucediera en la corte. Fueron impuestas sentencias extremadamente largas. Aspectos fundamentales de la ley y la justicia están involucrados y el caso merece atención y preocupación.

Q: Muchas gracias, Richard. En nombre de todos los que están dedicados a luchar por los Cinco hasta que se encuentren en sus hogares, por las personas que apoyan el derecho de Cuba a ser libre, le agradecemos a usted y a todos los abogados que están trabajando sin descanso en este esfuerzo. 

Textop tomado de: www.freethefive.org     



“EL CRIMEN DE SER DIGNOS”

Por. FRANKLIN LEDEZMA CANDANEDO
Periodista y Escritor oriundo del Corinto Bolivariano (Panamá)
y de la Patria grande de Bolívar: Indoamérica.
Presidente Honorario de la AAPEBCAP
 
A través de fuentes solidarias con justas luchas populares, sabemos que cinco héroes cubanos e indoamericanos fueron injustamente sentenciados por un tribunal de Miami, entre ellos, FERNANDO GONZÁLEZ LLORT, GERARDO HERNÁNDEZ NORDELO, RAMÓN LABAÑINO SALAZAR, ANTONIO GUERRERO RODRIGUEZ Y RENE GONZÁLEZ SEWERENT,  este último autor de la frase que sirve de título al presente comentario periodístico, quien aseguró que se les condena por “EL CRIMEN DE SER DIGNOS”.
 
¡Cuánta verdad encierra esta simple frase! Y es que la acción de estos combativos hermanos cubanos, por la cual fueron condenados por tribunales que responden directrices, igual que en Panamá y en el resto de nuestro sufrido continente, del prepotente imperio hegemónico y de empresarios mercantiles depredadores; su acción, reiteramos, es coherente con el pensamiento de los combatientes de todas las épocas, como el del revolucionario adalid de la libertad cubana José Martí, quien en momento oportuno aseguró “Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas”.
Está en marcha campaña mundial en aras del retorno a su Patria, sanos y salvos, de estos singulares combatientes, quienes son un digno ejemplo de valor y dignidad, con una fecha estandarte, 12 de septiembre, momento en que es preciso demostrarle al universo, lo mismo que en cada etapa de la vivencia terrenal, que la verdad está de su lado, de nuestro lado, de quienes luchamos por la auténtica libertad, la paz y la justicia reales y efectivas, la solidaridad entre los pueblos y, entre otros temas fundamentales, la unidad de la Patria Bolivariana, Indo América, ideal inconcluso del mal interpretado e injustamente ofendido por propios y extraños, el caraqueño genial y paladín de las luchas libertarias, Simón Bolívar.
 
A nadie debe extrañar la injusta sentencia dictada por caricaturas de tribunales de justicia, que sólo responden a la orden del amo imperialista. No hay que buscar explicaciones, cuando todo el mundo sabe, sobre todo, los ciudadanos decentes, la mayoría de la gran nación norteña (que por cierto hoy pagan las consecuencias, como le sucedió a tres Estados del Sur, con el paso de Katrina), que su dirigencia política y económica le importa un comino la destrucción del planeta, la vigencia brutal de la discriminación racial y de género y la crisis económica que hoy enfrentan, gracias a la política guerrerista vigente y el empeño que tienen de apropiarse, con falsos argumentos, de recursos ajenos. Recuérdese la excusa que les sirvió para invadir Irak y téngase presente lo que intentan con la cuarta flota surcando nuestras costas (apropiación del petróleo venezolano y de la rica biodiversidad del Amazonia, entre otras materias primas fundamentales).
 
En tanto, apoyan, sustentan e incentivan la actividad depredadora de empresas trasnacionales, en detrimento de pueblos marginados (indígenas y campesinos), dedicadas a explotar minas, a cielo abierto, que le cortan la esperanza de una vida de calidad a miles de ciudadanos; a destruir preciosas fuentes de agua y la no renovable biodiversidad de nuestras regiones, a través de la construcción de hidroeléctricas que, posteriormente, como en el caso de Panamá, nos cobran la energía como si fuera producida con petróleo.
 
Válidas son todas las iniciativas que se pongan en marcha, en pro de la libertad de estos aguerridos combatientes cubanos, esencialmente para que ya, y para siempre, la dirigencia del imperio hegemónico entienda que, tal como aseguró el insigne cubano José Martí “la libertad no puede ser fecunda para los pueblos (su dirigencia, aseguramos nosotros) que tienen la frente manchada de sangre”.
Panamá, 8 de agosto de 2008.
 
 
 
 
 
 
 
 
 "Del Che nunca se podrá hablar en pasado"     Fidel Castro Ruz  

 

Leonard Weinglass:
"Hay 40 páginas de prejuicio ideológico en el nuevo fallo de Atlanta"


Arleen Rodríguez Derivet
http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=design/especiales.tpl.html&newsid_obj_id=11805
http://www.cubadebate.cu/

(2008-06-06)



Un panel de tres jueces del Onceno Circuito de Apelaciones de Atlanta ratificó este miércoles los veredictos de culpabilidad de los Cinco antiterroristas cubanos, prisioneros en cárceles de Estados Unidos desde 1998, y anuló las sentencias de tres de ellos que deberán ser sentenciados nuevamente en Miami. Se ratificaron a su vez las sentencias de René González (15 años) y Gerardo Hernández (dos cadenas perpetuas más 15 años). En este último caso la decisión del panel fue 2-1. En una opinión de 16 páginas la jueza Phyllis Kravitch afirma que el Gobierno no había presentado evidencias suficientes para probar que Gerardo era culpable del Cargo de Conspiración para cometer asesinato.
Los casos de Ramón Labañino (cadena perpetua más 18 años), Fernando González (19 años) y Antonio Guerrero (cadena perpetua más 10 años) fueron enviados para que la jueza del Tribunal de la Florida proceda a re-sentenciarlos. Será la jueza Joan Lenard quien deba convocar una audiencia para emitir el próximo fallo. Lenard fue quien dictó en el 2001 las desproporcionadas condenas impuestas a los Cinco.  La decisión de 99 páginas de la Corte de Atlanta, redactada con un lenguaje politizado ajeno a un texto legal que favorece explícitamente la posición del gobierno, dictaminó que "carecían de mérito" los argumentos de la defensa referidos a los cargos en apelación.

Por la trascendencia del tema, Cubadebate ofrece la transcripción literal de la entrevista que Arleen Rodríguez le realizara a Leonard Weinglass, abogado de Antonio Guerrero y miembro del equipo de juristas que lleva la defensa de los Cinco cubanos presos en Estados Unidos.  El diálogo fue transmitido originalmente en la Mesa Redonda, programa estelar de la Televisión Cubana, el jueves 5 de junio 2008.
 

Arleen Rodríguez
.- Weinglass ayúdenos a entender¿Qué dicen en síntesis las 99 páginas del fallo de la Corte de Apelaciones de Atlanta?

Leonard Weinglass.- Lo que significan, en breve, es que las cadenas perpetuas de dos, las de Antonio y de Ramón, fueron quitadas y hay un programa para su resentencia nuevamente en Miami ante la jueza Lenard.
La sentencia de Fernando va a reducirse.
 
Arleen Rodríguez.- Pero Ramón y Antonio tienen cargos diferentes de  Fernando. ¿Qué significa que sean devueltos los tres a Miami y qué podría esperarse?
 
Leonard Weinglass.- Cuando fueron arrestados los Cinco en 1998, el Pentágono y el Ministerio de Justicia hicieron una declaración diciendo que la seguridad nacional de Estados Unidos no había sido dañada. Ahora, después de estar 10 años en prisión, tenemos una afirmación por una corte de alto nivel de que no hubo espionaje y que ninguna información muy secreta había sido obtenida ni trasmitida. Eso lo encontró así la Corte, y aun así regresan a una resentencia y no estamos seguros de cuál sería la nueva sentencia; pero no sería, en este caso, cadena perpetua, y ellos pudieran, incluso, regresar a casa.
 
Arleen Rodríguez.- ¿Por qué Gerardo no está incluido en esa revisión?
 
Leonard Weinglass.- El caso de Gerardo era el caso más fácil, de acuerdo con todos los abogados, y pudo haber sido retirado. Sin embargo, aunque su caso es fácil desde el punto de vista legal, desde el punto de vista político es el caso más difícil, debido al clima político existente en Miami. La Corte no tuvo el coraje de dejar a un lado una condena por conspiración para cometer asesinato cuando cuatro residentes de Miami fueron las víctimas.
 
Arleen Rodríguez.- El hecho de que la Corte de Apelaciones de Atlanta haya decidido reenviar a Miami, en el caso de Ramón, de Fernando y de Antonio, significa que se exageraron las condenas, ya eso es una prueba de mala conducta, ¿no es absurdo entonces que se le devuelva a la propia jueza que impuso esas condenas tan elevadas?
 
Leonard Weinglass.- Es desafortunado. 
En esta decisión de 99 páginas, encuentran que la jueza Lenard cometió errores al sentenciar a Fernando; cometió errores al sentenciar a Antonio; cometió errores al sentenciar a Ramón; cometió errores en las instrucciones que le dio al jurado sobre Gerardo, y, de acuerdo con dos de nuestros tres jueces, cometió errores al negar el cambio de sede.
A pesar de estos seis o siete errores serios, la Corte devuelve el caso a la jueza Lenard.
 
Arleen Rodríguez.- ¿Qué recursos judiciales quedan?
 
Leonard Weinglass.- Sí tenemos aún recursos disponibles. En primer lugar, podemos, inmediatamente, el 24 de junio, pedirles a estos tres jueces que reconsideren su decisión a la luz de muchos de los errores que cometieron en esta decisión que dieron, y vamos a hacer eso.
 
Si ellos no reconsideran este razonamiento, entonces tenemos el derecho de ir a la Corte Suprema de Estados Unidos para reconsiderar todos o algunos de los asuntos que hemos presentado, incluyendo la sede, la mala conducta de la Fiscalía, la insuficiencia de la evidencia en contra de Gerardo y otros asuntos que esta Corte ha decidido, incluyendo el uso de un procedimiento secreto en contra de los Cinco entre la jueza y la Fiscalía, y también de mantener evidencias secretas, que pudieron haber sido entregadas a la defensa.
 
Arleen Rodríguez.- Este fallo se produce en un momento en que el pueblo norteamericano está concentrado en el tema electoral y quizás no tiene atención hacia otros asuntos como, junto con el de los Cinco, otro que ha llamado la atención, el posible indulto a Luis Posada Carriles, que ya está libre en las calles de Miami, y uno se pregunta si el equipo de abogados ha tenido en cuenta la doble moral del gobierno norteamericano en relación con el terrorismo, que se hace visible tanto en el tratamiento del caso de los Cinco, que son luchadores antiterroristas y están presos y no hay fallo absolutorio, y la liberación de un terrorista confeso como Luis Posada Carriles. ¿Eso se toma en cuenta en las apelaciones de los abogados?
 
Leonard Weinglass.- En realidad esta contradicción, la cual es muy clara en los hechos que usted citó, no está disponible a nosotros en las escrituras legales del caso; sin embargo, en la opinión original del primer panel al cual nosotros apelamos, ellos sí escribieron una nota al pie, especial, en la cual se refieren a Carriles y entonces lo nombran como terrorista. Desafortunadamente, en esta opinión de 99 páginas, no hay esas referencias.
 
Arleen Rodríguez.- Este fallo también se produce un 4 de junio, cumpleaños de Gerardo. El hecho de que se confirma por el Tribunal de Apelaciones la condena para uno de los cargos más frágiles que tiene todo este proceso, que es la conspiración para el asesinato y, en general, los cargos contra Gerardo, parece un acto deliberado de crueldad contra este joven luchador antiterrorista. ¿Cómo lo ve usted?
 
Leonard Weinglass.- Esto quizás pudo no  haber sido un accidente. Las personas, incluso, lo toman en cuenta como una intención insensible contra  un hombre que sirvió honorablemente a su país. Sin embargo, cuando usted lee toda la opinión que dieron, en particular las primeras 40 páginas, para nosotros, como abogados, está bien claro que hay prejuicio ideológico en la escritura. Y el hecho de dar la decisión el día del cumpleaños de Gerardo, puede ser visto como usted sugiere: un acto intencional.
 
Arleen Rodríguez.- ¿Qué razones podría darnos un abogado como Leonard Weinglass para que podamos seguir creyendo que hay alguna posibilidad de que triunfe la justicia en el sistema legal norteamericano, en el caso de los Cinco?
 
Leonard Weinglass.- Lamentablemente, este caso es una de esas situaciones donde creo que el gobierno de Estados Unidos está utilizando su sistema de justicia para lograr un objetivo de política exterior. Es por eso la diferencia con el caso de Posada Carriles, y entre el caso de Posada Carriles y este caso.
 
Cuando esto sucede históricamente y se revela esta existencia de prejuicio político, los norteamericanos sienten un gran sentimiento de vergüenza en las leyes y en la confianza del sistema de justicia, en los tribunales de justicia.
 
Arleen Rodríguez.- Si tuviera que decir en una frase qué opinión le merece este fallo del 4 de junio...
 
Leonard Weinglass.- Al menos, Gerardo debió haber sido liberado de todas las condenas y todas las cadenas  perpetuas debieron  haber sido revocadas. 
 
O sea, ganamos una parte pequeña del caso en estos momentos, pero el asunto de la sede está aún vivo y lo vamos a presentar nuevamente ante la Corte Suprema, y, afortunadamente, vamos a comenzar el trabajo de base para que los Cinco regresen a casa.
 
Estamos preparados para seguir luchando y, con suerte vamos a lograrlo, como lo hicimos anteriormente, y como vamos a hacerlo y debemos hacerlo en el futuro.
 
Nosotros ganamos la revocación de las cadenas perpetuas, y esto es una victoria bastante significativa; pero estamos, realmente, muy defraudados al  no haber ganado la parte más débil del caso que presentó la Fiscalía, y debíamos haberla ganado.
 
Arleen Rodríguez.- Que es el cargo tres, ¿no?
 
Leonard Weinglass.- Sí, el cargo tres.
Cualquier abogado que revise ese cargo, incluyendo a los fiscales, han concluido que no se pudo haber hecho una condena sobre la base de la evidencia que se presentó; y uno de los jueces escribió una opinión de 16 páginas, y muy claramente y de una forma muy fuerte dijo que Gerardo no era culpable de esos cargos. Esta es una declaración fuerte y poco usual, por una jueza de 85 años, que ha sido una jueza federal de apelaciones casi un cuarto de siglo.
 
Este es un acto o una acción histórica realizada por una jueza, incluso, en el cargo que incluye la conspiración para cometer asesinato, que, incluso, su posición es por debajo de la Corte Suprema; ella es una de las líderes más reconocidas del sistema de tribunales en Estados Unidos.
 
Arleen Rodríguez.- Esa es la jueza Kravitch.
 
Leonard Weinglass.- Sí, Kravitch.
Ella fue nombrada por Carter, un hombre que cree más en los derechos humanos que muchos de los otros líderes nacionales. Él la escogió de una corte o un tribunal muy pequeño, en Georgia donde ella practicaba el derecho, a pesar de haberse graduado por encima de sus compañeros de clases, en uno de los colegios de derecho más prestigiosos en Estados Unidos; pero ella no encontraba trabajo en ninguna firma de abogados grande porque era mujer. Entonces, ella entiende claramente el precio que las personas tienen que pagar cuando son víctimas de un prejuicio, y creo que ella aporta esto a su trabajo como jueza.
 
Arleen Rodríguez.- Muchas gracias por sus palabras para nuestra Mesa Redonda




VISITANDO A MI HERMANO EN LA PRISIÓN DE FLORENCE
María Eugenia Guerrero

Estimados amigos solidarios:

 
Una vez mas pudimos darnos cuentas del riesgo que corren nuestros cinco hermanos  preso injustamente en las cárceles de los Estados Unidos.
 
Mi mama y yo regresamos el pasado día 28 de abril de Colorado, donde estuvimos por 21 días con el propósito de visitar a Tony en la prisión por nueve veces los días viernes, sábados y domingo que son los días de visita en la USP Penitenciary de Florence donde el se encuentra, lamentablemente no pudimos hacer todas las visitas previstas porque el domingo 20 de abril alrededor de las 12.30 pm mientras nos encontrábamos allí, ocurrió un hecho de indisciplina muy grave que conllevo a interrumpir la visita y de ahí  el encierro (lock donw) de la prisión. 
 
Sentados en el salón de visitas sentimos que del área exterior sonaban disparos, bastante seguidos y algunos gritos, en esos momento mi mama se encontraba en el baño y mi hermano me pide que no le diga a ella que escuchamos tiros, el  oficial recibe una llamada y anuncia que la visita había terminado por una indisciplina en la prisión, mi mama regresa y le comunicamos la noticia pero de pronto volvieron a escucharse tiros, bastantes, nos pidieron que no nos moviéramos de allí, casi a las tres de la tarde entraron al salón cerca de diez oficiales y nos ordenaron  retirarnos, tres de ellos acompañaron a las familias que estábamos en la visita. Atravesando la puerta, fuera del salón,  tuvimos que pegarnos a un lado en una pared para dejar pasar unos oficiales con camillas, nos dimos cuenta que la cosa era muy grave.
 
Al salir del Edificio, en el área de afuera había un carro de ambulancia, carros de emergencia y muchos vehículos, quizás mas de 60 de todos los oficiales que en llamada de emergencia acudieron a la prisión, apenas atinamos a despedirnos de Tony, el procurando la calma, nos pidió que estuviéramos tranquila y que lo mas seguro era que hubiera un lock down,  por lo que perderíamos la comunicación con el, y así sucedió.
 
El lunes en el noticiero de Univision daban la noticia de que un hecho grave había ocurrido en USP Penitenciary Florence que había ocasionado la muerte a dos presos y varios heridos por los tiros de los oficiales y el martes en el periódico The Gazette de Colorado salía publicada la noticia en primera plana, mas de 200 prisioneros se involucraron en una riña,  un grupo de ellos festejaban el cumpleaños de Adolfo Hitler y otros grupos racistas involucrados, decia la nota de prensa,  lo que trajo como resultado la muerte de dos prisioneros  y cinco heridos,  la prisión en "lock down" por tiempo indefinido.
 
Solo nos consolaba el saber que en el momento del incidente mi hermano estaba junto a nosotros en el salón de visitas, pero pudimos comprender mucho mas como se juegan la vida todos los días nuestros cinco hermanos: Gerardo, Ramón, Rene, Fernando y Tony cumpliendo injustas condenas en esas cárceles sin haber causado daño a nadie y sin que aun se le hayan probado los cargos por los que han sido sentenciados en un proceso manipulado por intereses de la mafia cubano americana apoyada por el gobierno de los  Estados Unidos.
 
Una situación parecida sucedió el pasado mes de enero en la prisión USP Beaumont, Texas de donde se encuentra Ramón. Su hija mayor Aily había viajado hasta allá para visitarlo y ese mismo días antes de ella llegar,  había ocurrió una riña que también ocasiono la muerte a dos presos, Aily permaneció en esa ciudad por 30 días según el tiempo aprobado en la visa y tuvo que regresar sin haber podido visitar a su papa por el lock down prolongado debido a este hecho de gravedad y sin haberse podido comunicar con el.
    
Diez años en prisión y seguimos esperando la decisión del Onceno Circuito de la Corte de Atlanta en el tercer proceso de apelación que enfrenta este caso, aun así nuestros hermanos se mantienen con valentía, optimismo y dignidad, procurando convertir este tiempo en otras acciones útiles, dedicados a la pintura, la lectura, respondiendo cartas a todos los amigos de diversas partes del mundo, brindando amor a sus madres, hijos, esposas y familiares con la convicción de que defiende una causa justa para evitar el terrorismo, la muerte, para que un mundo de paz sea posible.
 
Cuan difícil resulta para mi mama vivir estos momentos, ella también digna y valiente fortalecida por es aliento y esperanza que le da su hijo pero con la preocupación que por su edad, 76 años, ella lucha también contra el tiempo,  procurando estar bien para ver regresar a su noble y amoroso hijo.
 
Amigos solidarios,  son muchos ya estos 10 años,  ustedes son nuestra esperanza para lograr que los cinco regresen a sus casas,
 
Con todo cariño y agradecimiento en nombre de los familiares de los cinco,
 
Un abrazo,
 
Maruchi
(hermana de Antonio Guerrero)


Carta imaginaria de la esposa de uno de los cinco cubanos presos en EEUU a Rodríguez Zapatero
 
Pascual Serrano
Estimado José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de España:
Ayer pude comprobar en la prensa que usted envió una carta de solidaridad a la esposa de un cubano preso tras ser sometido a juicio en mi país.
En ella, usted le expresa que "puede tener la seguridad de que España hará todo lo posible por la liberación de los presos políticos". Igualmente le muestra su admiración por el trabajo de las denominadas “damas de blanco”, las esposas y madres de varios presos en la isla. Su carta de solidaridad, casualmente, coincide con la de George Bush.
No voy a detallar las razones de ese encarcelamiento, basadas en el código penal cubano que establece, al igual que el español, el delito de trabajar para una potencia enemiga. Pero sí le quiero expresar mi tristeza por no haber recibido de usted nunca ninguna carta de solidaridad hacia la detención de mi esposo ni de sus cuatro compañeros encarcelados desde hace diez años en Estados Unidos.
Nosotras no nos podemos manifestar en el país donde cumplen condena porque, o raramente nos conceden visado o nos extraditarían o encarcelarían solo por manifestarnos en Washington pidiendo su libertad. Dos de nosotras nunca pudieron visitarles en prisión ni viajar a Estados Unidos.
Los cinco cubanos de los que le hablo están condenados a largas penas o cadena perpetua sólo por intentar conocer los planes terroristas que algunas organizaciones de la Florida estaban tramando contra Cuba, tal y como han estado haciendo durante muchos años. No creo que usted piense que esa misión es motivo para pasar el resto de la vida en prisión, tal y como considera su compañero en el envío de cartas de solidaridad, el presidente George Bush.
Tampoco quiero ser egoísta y reclamar sólo su solidaridad hacia mi esposo y sus cuatro compañeros, en la base de Guantánamo hay centenares de presos sin asistencia letrada ni visitas de familiares ni garantías jurídicas. Es una pena que no aprovechase el sobre postal enviado a Cuba para incluir alguna carta a las esposas y madres de esos detenidos.
Tenga en cuenta, que hasta las peticiones de justicia pueden ser injustas cuando se solicitan de forma desigual. Incluso hipócritas si son motivadas por razones que no son las estrictamente humanitarias.
Espero, por tanto, su carta de apoyo como muestra de que las razones que le han movido a escribir a esa esposa cubana son verdaderamente solidarias.
 

 

Atentamente.
La esposa de uno de los cinco cubanos encarcelados en Estados Unidos.




LLAMAMIENTO DE LOS JURISTAS HOLGUINEROS    ¡¡ LIBERTAD !!

         PARA LOS 5 CUBANOS
 
 
PRESOS EN CARCELES DE EE.UU!

El 12 de septiembre se cumplieron 9 años que los 5 cubanos se encuentran presos en cárceles de los Estados Unidos, cumpliendo extensas condenas resultado de un juicio totalmente politizado y carente de las mínimas garantías procesales.

Estos valiosos compañeros ayudaban a monitorear planes terroristas organizados contra Cuba desde la Florida por grupos cubanos de ultraderecha.

Sobran las razones para ratificar la incidencia de nuestros hermanos y las violaciones que contra ellos se han cometido en este largo proceso, patentizadas por el grupo de trabajo de Detenciones Arbitrarias de la comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el que se declaró arbitrarias sus detenciones, así como un panel de tres jueces, encargados de examinar el caso por la Corte de Apelaciones de Atlanta, acordó por unanimidad declarar no válido el juicio e indicó revocar las sentencias dictadas en Miami, con posterioridad, el pleno de la Corte en votación dividida revocó esa decisión y en estos momentos el caso está en apelación.

A los cinco héroes se les tiene bajo crueles condiciones de reclusión en cárceles de máxima seguridad, violando las normas internacionales y las propias leyes norteamericanas y a dos de ellos se les han privado de recibir las visitas de sus esposas.

En este inolvidable encuentro, acompañados de amigos de varias partes del mundo y de los familiares de nuestro cinco hermanos, los juristas holguineros, en representación de todos los juristas cubanos NOS PRONUNCIAMOS.

PRIMERO: Que el gobierno de los EE.UU. ponga fin a su desmedido afán de hacer del proceso de los cinco un hecho político contra Cuba.

SEGUNDO: Exigimos al gobierno de los Estados Unidos de América cese inmediatamente las sistemáticas y reiteradas violaciones de los derechos humanos que se cometen contra los cinco cubanos y sus familiares y que ajusten su actuar a las normas del Derecho, en especial, las del Debido Proceso y que respeten su propia Constitución y por consiguiente le otorguen visas a Olga Salanueva y Adriana Pérez para que puedan visitar a sus esposos en la prisión.

TERCERO: Que el gobierno norteamericano desactive los grupos y organizaciones terroristas que residen en ese país, en especial las radicadas en Miami, para evitar que continúen cometiendo actos terroristas contra Cuba, contra su propia nación y contra otros países del mundo.

CUARTO: Que se haga cumplir la decisión del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y se opongan en libertad a los cinco por ser arbitrarias sus detenciones.


QUINTO: Instamos a los magistrados de la Corte del 110 circuito de Atlanta, que hagan justicia y concluyan a favor de los cinco la apelación presentada, por ser inocentes y carecer de basamento legal los cargos imputados y condenas impuestas.


SEXTO:
Que cese el odio y las arbitrariedades, que se cumpla el debido proceso, que se actúe con profesionalidad y honradez y que en definitivas se anulen las sentencias condenatorias, cesen las injusticias y se pongan en libertad a nuestros hermanos.

Queridos compañeros y amigos, redoblemos nuestros esfuerzos, incrementemos las acciones y denunciemos las injusticias que con el apoyo Internacional lograremos la libertad de nuestros hermanos.

LIBERTAD PARA NUESTRO CINCO HEROES

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

RED INTERNACIONAL POR LA LIBERTAD DE LOS CINCO

www.antiterrosristas.cu, www.libertadaloscinco.org, www.freethefive.org, www.corsolcuba.org, www,amigosdecuba.com.ar, www.miami5.de, www.cuba.cu/inocentes, www.libertadparaloscinco.org.es

¿Sabías que Cinco jóvenes cubanos están presos en cárceles norteamericanas por luchar
CONTRA EL TERRORISMO?
Infórmate en www.antiterroristas.cu,www.libertadaloscinco.net,www.freethefive.org

¡¡ LIBERTAD A LOS CINCO, AHORA !!


NEWEN PEÑI, NEWEN LAMGUEN...
MARICHIWEU!!
¡¡Fuerza Hermano, Fuerza Hermana... Mil Veces Venceremos!!

--
Publicado por Eladio González Toto para Museo Ernesto Che Guevara el 3/10/2008 06:34:00 PM
23782 visitantes /Webmaster: Dania Betzy Batista G.
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=